Electrónica

El nitrógeno se emplea en la soldadura sin plomo de las placas de circuitos u otros componentes muy pequeños para evitar la oxidación. La inertización con nitrógeno mejora la integridad de las uniones.

Descubra más aplicaciones Lea historias de clientes