Nuestras soluciones
Atlas Copco Rental
Productos y soluciones
Acerca de nosotros
Compresores
Productos y soluciones
Productos
Compresores
Industrial condensate treatment solutions range
Productos
Industrial condensate treatment solutions range
Industrial condensate treatment solutions range
Industrial condensate treatment solutions range
Industrial condensate treatment solutions range
Process gas and air equipment
Servicio y recambios
Compresores
Maximice la eficiencia
Repuestos para compresores de aire
Servicio y recambios
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Servicios postventa globales para turbomaquinaria
Servicio y recambios
Compresores
Equipos de energía
Productos y soluciones
Productos
Equipos de energía
Equipos de construcción y demolición ligeros
Productos
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos y soluciones
Industrias atendidas
Herramientas y Soluciones Industriales
Industrias atendidas
Industrias atendidas
Industrias atendidas
Industria aeroespacial
Industrias atendidas
Industria aeroespacial
Industria aeroespacial
Industria aeroespacial
Industria aeroespacial
Productos
Herramientas y Soluciones Industriales
Accesorios para red de aire
Herramientas para arranque de material
Productos
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Soluciones de perforación
Soluciones y herramientas de montaje
Productos
Soluciones y herramientas de montaje
Soluciones y herramientas de montaje
Servicio
Herramientas y Soluciones Industriales
Soluciones de vacío
Productos y soluciones
Soluciones de vacío

La sala de compresores de aire

La sala de compresores es un factor decisivo en el rendimiento de la máquina. Le contamos cómo diseñarla y cómo gestionar el aire de entrada y ventilación.

Póngase en contacto con nosotros para obtener más información

22 de mayo 2020

No hace mucho tiempo, adquirir un compresor de aire suponía comprar un motor, un equipo de arranque, un refrigerador, filtros… todo por separado. El usuario debía comprobar los requisitos de cada componente para asegurarse de que eran compatibles entre ellos.

Hoy en día, en cambio, los compresores se compran como un paquete, como un todo, donde todos los accesorios se integran en un bastidor ensamblado de fábrica. Por lo tanto, la instalación de un compresor de aire es ahora más fácil que nunca, pero la sala de compresores sigue siendo un factor decisivo tanto en el rendimiento como en la fiabilidad de la máquina.

Una regla básica es tratar de organizar los equipos en una zona independiente. La centralización permite un funcionamiento más eficiente, sistemas mejor diseñados, buen control del acceso y del ruido y también mejor ventilación. Es conveniente buscar una zona separada del edificio principal porque los compresores entrañan ciertos riesgos e inconvenientes: ruido, sobrecalentamiento, drenaje del condensado, sustancias nocivas, etc.

Por otro lado, la instalación del compresor en un taller o en un almacén puede facilitar la integración de sistemas de recuperación de energía. Si no hay espacio disponible para la sala de compresores dentro del edificio, también se puede ubicar en el exterior. Si es este el caso, la máquina debe estar cubierta y habrá que tener en cuenta los riesgos de congelación, las descargas de condensado, la estabilidad del suelo y otras circunstancias producto de la intemperie.

¿Dónde ubicar la sala de compresores y cómo diseñarla?

Debemos situar la sala de compresores de forma que, ante todo, facilite el trazado de las tuberías, especialmente si la red de tuberías de aire comprimido es extensa. Para facilitar el mantenimiento, también es conveniente que esté cerca de otros equipos auxiliares, como bombas o ventiladores, e incluso de otras instalaciones como la sala de calderas.

Es importante que la altura permita el acceso y las maniobras de los equipos de elevación, como carretillas elevadoras, para manejar los componentes más pesados si fuera necesario. La sala de compresores debería tener suficiente espacio como para agregar otros equipos en el futuro y escalar la instalación. También debe contar con un desagüe en el suelo -en línea con las normas municipales- donde verter los condensados.

sala compresores de aire diseño

La sala de compresores debe tener un diseño que facilite el servicio y sea flexible para acomodar ampliaciones futuras. Se debe dejar una distancia mínima de 1.200 mm alrededor de los compresores | © Atlas Copco

Respecto al suelo, solo se necesita un piso plano, resistente y firme. En la mayoría de los casos, los amortiguadores de vibraciones están integrados en el compresor y en las salas de compresores modernas se suelen usar bancadas para facilitar la limpieza de la zona. Con todo, algunos compresores de pistón y centrífugos de gran tamaño pueden requerir cimientos de hormigón y anclajes al suelo.

El aire de aspiración en la sala de compresores

El aire de aspiración del compresor debe estar limpio y libre de contaminantes. Las partículas de suciedad y los gases corrosivos desgastan y dañan el compresor. La entrada de aire se ubica normalmente en una abertura de la carrocería insonorizada del equipo, pero también puede instalarse más lejos, en un lugar donde el aire sea más limpio.

Allí donde el aire tenga una alta concentración de polvo, se debe usar un prefiltro (ciclónico, de papel o rotativo de banda) y, en estos casos, habrá que calcular la caída de presión producida por el filtro en el momento de diseñar la instalación.

sala-compresores-ventilacion

Es recomendable que el aire de aspiración esté frío, así que canalizarlo a través de una tubería desde el exterior hasta el compresor podría ser una buena idea. Si este es el caso, las tuberías tendrán que ser resistentes a la corrosión y tener una malla en la entrada para que no se cuele la nieve o la lluvia en la máquina.

El diámetro de las tuberías debe ser el justo y necesario para que la caída de presión sea la menor posible. Conviene advertir de que el diseño de las tuberías de aspiración en el caso de compresores de pistón es especialmente crítico: la resonancia ocasionada por los ruidos del compresor puede dañar las tuberías y el equipo, produciendo molestas vibraciones y ruidos de baja frecuencia.

Ventilación de la sala de compresores

En una sala de compresores el calor se evacúa ventilando. Y la cantidad de aire necesaria para la ventilación viene dada por el tamaño del compresor y por el método de refrigeración. Así, el aire de ventilación de un compresor refrigerado por aire contiene casi el 100% de la energía consumida por el motor en forma de calor. En los refrigerados por agua, contiene solo un 10% de la energía. El calor se debe eliminar para mantener la temperatura de la sala de compresores a un nivel adecuado. El fabricante del compresor proporciona información sobre el flujo de ventilación necesario.

mantenimiento-sala-compresores

La mejor forma de afrontar el problema de la acumulación de calor es recuperar esta energía y retornarla a la empresa. El aire de ventilación se debe tomar del exterior, preferiblemente sin usar una canalización larga. Además, la aspiración debe estar situada lo más baja posible, pero no tanto como para que la nieve pueda cubrir la abertura en invierno.

Los ventiladores se deben instalar en una zona alta de alguna de las paredes opuestas a la entrada de ventilación. La velocidad del aire no debe superar los 4 m/s y suficiente cantidad como para limitar el aumento de temperatura a 7-10ºC, dependiendo de la temperatura de la zona. Si es difícil lograr una correcta ventilación, lo mejor es valorar adquirir un compresor refrigerado por agua.