Posibilitando la automatización

La perforación automatizada en minería de superficie es un hecho. Se utiliza en todo el mundo con muy buenos resultados. Las minas de carbón, cobre, hierro y oro de grandes países mineros, como Australia, Sudáfrica, Canadá, Estados Unidos y Chile, están logrando objetivos que anteriormente eran inalcanzables. La automatización en la Pit Viper permite a los operadores cumplir más objetivos de forma segura, y las funciones de asistencia al operador, como AutoLevel, AutoDrill, Auto Rod Changer y control remoto múltiple, son solo alguna de las soluciones que contribuyen a lograr una productividad constante y sostenible relevo tras relevo. En este artículo resaltamos el valor que la automatización de la Pit Viper está aportando a minas de todo el mundo.

Desde que Atlas Copco introdujo por vez primera su Rig Control System (RCS) electrónico en 1998, no se han dejado de lanzar nuevas funciones innovadoras basadas en el RCS. La automatización del control de diversas funciones del equipo sustituye a la experiencia humana y las múltiples órdenes de palancas de mando e interruptores con información computarizada basada en sensores y software. La ventaja más notable de la automatización es que el sistema de control no se desvía de lo que se le ha enseñado hacer. Mientras que incluso los perforista más experimentados varían ligeramente su rendimiento de una repetición a otra debido al cansancio, distracciones o meros errores, el RCS realiza cada repetición con una precisión total. Un perforista experimentado puede batir su tiempo en una sola repetición, pero para la mayoría de las tareas, el sistema automatizado dejará siempre atrás al perforista al final del relevo. Además, el rendimiento de la automatización se puede repetir relevo tras relevo, independientemente del operador que esté supervisando la operación. Quince años y cuatro generaciones de RCS después, hay disponibles paquetes de automatización para cualquier equipo de perforación Pit Viper de Atlas Copco. El conjunto de herramientas de software de ofimática de Atlas Copco, como Surface Manager, complementa los paquetes de automatización con interfaces de informes fáciles de usar. Surface Manager presenta los datos de la Pit Viper en un diseño lógico que permite planificar el uso del perforista, evaluar estadísticas de producción, realizar un seguimiento de los fungibles y comparar los resultados planificados con los reales. Gracias a la representación en tablas y gráficos, estas herramientas de administración tan activas ayudan en la capacitación de perforistas y a que todas las partes interesadas puedan tomar decisiones más certeras.

Una mayor automatización equivale a una mayor utilización

Paulyn Espíndola, Jefe de Producto de Atlas Copco Drilling Solutions en Chile, comenta que uno de sus clientes de la minería del cobre está aumentando el uso de los equipos ampliando las áreas en las que puede utilizarlos. El equipo de perforación diésel Pit Viper 351 de Atlas Copco, que se sumó a una flota de cinco PV-351 en abril, es el primer equipo con control remoto para operaciones de minería a cielo abierto en Chile. El control completamente inalámbrico del equipo permite al operador trabajar en cualquier parte del banco, ya que se puede mantener a una distancia segura de la operación de perforación. Espíndola afirma que la mina de cobre se enfrentaba a un reto único que solo la automatización podía superar; el paquete de automatización de la Pit Viper permitió a la mina elegir funciones y actualizaciones que se adaptaban con precisión a sus necesidades operativas.


Automatización para recursos limitados

Centro operativo a distancia

Dustin Penn, Jefe de línea de negocio de Atlas Copco Drilling Solutions en Australia, atiende a varias minas de hierro con equipos para barrenos de voladura PV-271 dotados de RCS. Algunos han pasado del AutoLevel y AutoDrill a sistemas más avanzados para seguir superando objetivos estratégicos y operativos. “El problema en Australia”, manifiesta Penn, “es la limitada mano de obra y el extraordinario coste de la logística de personal para nuestros clientes, desde el alojamiento y la comida de los empleados hasta el transporte. Tienen que realizar un vuelo de dos horas para llegar y regresar de la mina”. El objetivo de estas minas australianas es ampliar sus capacidades con una mayor flota de equipos, pero con los perforistas que tienen, y eso significa automatización. Penn subraya: “Con la automatización, el perforista puede convertirse en supervisor de una flota de equipos de perforación, no un simple operador de una máquina. La automatización no solo reducirá los costes de producción, sino que también agilizará el servicio. Se podrán realizar varias tareas al mismo tiempo, como la inspección ocular de agua y combustible, de forma más eficiente. Junto con la reducción de los tiempos de parada en los cambios de relevos, la automatización favorece una mayor utilización de la Pit Viper. Penn enfatiza que la transición a la automatización requiere una dedicación unificada de todos los grupos de gestión de la mina, desde la alta dirección hasta los departamentos de TI y recursos humanos, pasando por los responsables de perforación, planificación y voladura. Después, la mina debe integrarse con el proveedor. Los clientes de Penn crean equipos multifuncionales para trabajar con Atlas Copco cuando se incorpora la automatización a las operaciones de sus minas.

Lea la historia completa

Productos y servicios relacionados