Los martillos de oro de La Herradura

La mina de oro a cielo abierto de La Herradura Penmont en el norteño Estado de Sonora, no lejos de la frontera con Estados Unidos, está mejorando su productividad con una combinación de equipos de perforación modernizados y nuevas herramientas de perforación de rocas.

La mina La Herradura Penmont, propiedad conjunta de Fresnillo plc y Newmont USA, lleva extrayendo oro con éxito desde su apertura en 1996. La producción actual es de alrededor de 190 millones de toneladas anuales, gracias en gran medida a la productividad de sus equipos de perforación DM 45 HP (alta presión) de Atlas Copco, y más recientemente, a la transición a los DML HP de mayor tamaño. Ahora, la mina también está realizando más mejoras con la introducción de nuevas herramientas de perforación.

Confianza en la marca: José Arturo Arredondo Morales, Director de la mina.

Tras las exitosas pruebas con dos martillos en fondo QL 85 de Atlas Copco, equipados con brocas de 216 mm, la mina ha decidido cambiar a los “martillos de oro” junto con tubos de perforación rotativa y accesorios de Atlas Copco Thiessen. Al perforar en roca de cuarzo gneis cuadrostático, los equipos DML aumentaron su velocidad de penetración en un 15-20 % gracias al martillo. Según Carlos Alberto Torres Gámez, Jefe de perforación y voladura de la mina, la vida útil del martillo también aumentó en un 30% frente al equipo anterior. Como testimonio del nuevo rendimiento del equipo, esta combinación la usará en toda la explotación minera el contratista de La Herradura, SECOPSA, uno de los contratistas de minería a cielo abierto líderes en México. Según el Director de la mina José Arturo Arredondo Morales, el éxito de La Herradura reside en la confianza de Fresnillo en la marca Atlas Copco. Nos explica: “Nos beneficiamos de la calidad de los productos, la asistencia y el compromiso de Atlas Copco”.

Barrenos más grandes

Agrandando los barrenos: el DML HP, en primer plano, en el banco con el DM45 HP.

Aunque la DM45 HP puede perforar la altura deseada del banco de 8 metros, al optar por la DML HP más grande, la mina pudo aumentar el diámetro de los barrenos a 216 mm. Los barrenos se perforan con un plan de perforación de 5,5 m por 6,5 m hasta una profundidad total de 9,2 m, incluyendo 1,2 m de subperforación. Se usa un ROC L8 (denominado ahora FlexiROC D60) de Atlas Copco para perforar los barrenos de precorte de 140 mm de diámetro en bancos dobles con una profundidad total de 16 m. La velocidad de penetración media es de 34 m por hora/equipo y la producción media por relevo es de 28 barrenos o 2520 metros. La relación mineral/estéril es de 3–1, con una producción de 0,5 millones de onzas de oro en 2011. Preparándose para el crecimiento La mina tiene cinco cortas en funcionamiento, se está construyendo una nueva instalación para el procesamiento de sulfitos con el fin de procesar minerales de mejor calidad y se está desarrollando una nueva área subterránea denominada Centauro Bajo por debajo del pozo Centauro Alto. Además, se añadirá una nueva corta a cielo abierto, Noche Buena. El pozo Centauro Alto está ahora a 250 m y se prevé que llegue a los 500 m en ocho años. El Director de la mina subterránea, Héctor Contreras, afirma que desde allí continuarán las operaciones subterráneas. “A esta mina le quedan otros 15 años más y las exploraciones continúan. Todavía no conocemos la extensión real de las reservas”, declara. Los equipos para el proceso de ampliación llegaron en abril de 2012 y constan de dos equipos de perforación frontal Boomer S1 D de Atlas Copco, una bulonadora Boltec de Atlas Copco y tres Scooptram ST1030 subterráneos de Atlas Copco. La mina también tiene una perforadora de chimeneas Robbins 73RH de Atlas Copco.