Cómo consigue la compañía vienesa Henkel CEE un ahorro energético del 35%

La compañía vienesa Henkel Central Eastern Europe (CEE) ha conseguido ahorrar energía en sus modernas instalaciones de producción de detergentes para ropa. Para ello, ha instalado tres redes de aire alimentadas por compresores con diferentes presiones de trabajo para diferentes aplicaciones. Henkel CEE, con sede en Viena, Austria, es una de las empresas fabricantes de productos de marca de mayor éxito en Europa oriental. Viena también aloja una de las fábricas de detergentes para lavadoras más modernas, centrada especialmente en la producción de detergentes líquidos.

Compresores lubricados con aceite Compresores exentos de aceite VSD (accionamiento de velocidad variable)

compresores de tornillo con inyección de aceite, como el GA 160 con accionamiento de velocidad variable (VSD), los compresores de aire ZR/ZT exentos de aceite y los compresores de tornillo ZA.

3 presiones de trabajo diferentes para una mayor rentabilidad

De izquierda a derecha: Franz Kriz, de Atlas Copco, y Christian Weiser y Hannes Dengg, de Henkel Austria

De izquierda a derecha: Franz Kriz, de Atlas Copco, y Christian Weiser y Hannes Dengg, de Henkel Austria

La demanda de aire comprimido varía a lo largo de toda la planta en función de la aplicación. Para las operaciones de carga y descarga de camiones cisterna, se necesita una red de baja presión de 3 bar. El aire de control para accionar las unidades de la planta debe tener una presión de trabajo de 7 bar, y en la zona de producción de las plantas de moldeo por soplado y estirado, donde se fabrican la botellas PET, se necesita una presión de trabajo de 11 bar. Por este motivo, Henkel decidió instalar 3 redes de aire comprimido con diferentes presiones de trabajo para ahorrar energía y controlar sus costes.


El accionamiento de velocidad variable (VSD) consigue una mayor reducción de los costes de hasta un 35%

“Trabajar en la red completa a 11 bares supondría un malgasto de energía, ya que con cada reducción de 1 bar se consigue un ahorro energético del 7%.”

Di Hannes Dengg, Director técnico de Henkel CEE, Viena

Los innovadores diseños de las líneas de compresores GA, ZR/ZT y ZA cuentan con accionamiento de velocidad variable, que ajusta el suministro de aire automáticamente para satisfacer la demanda, con lo que consigue una reducción media de hasta el 35% en los costes de energía.
En la planta de Viena, la potencia de los accionamientos varía entre 75 y 315 kW. Además, cuando los compresores de velocidad controlada se utilizan en los meses de invierno, el calor residual de las unidades refrigeradas por aire se emplea para calentar el piso superior, una prueba del compromiso de Henkel con la sostenibilidad.
Los secadores de absorción sin regeneración térmica y los filtros de aire comprimido garantizan una producción limpia y segura. Esto es fundamental en la producción de detergentes para ropa y la certificación de Clase 0 de los compresores ZR/ZT y ZA significa riesgo cero de contaminación por aceite de los productos de Henkel.

Un servicio de compresores global para empresas globales

La producción no se reduce solo a la planta de Viena. Henkel cuenta también con plantas en países de Europa Central y del Este, como Turquía, Serbia, Hungría y Polonia. "Al tener plantas de producción en distintos países, es importante trabajar con un socio fiable que ofrezca suministros de calidad y nos ayude en el desarrollo general de nuestros proyectos. Atlas Copco es una empresa global en el campo de la tecnología de aire comprimido y, con su presencia en todo el mundo, nos garantiza un servicio de consultoría y de mantenimiento in situ", explica Christian Weiser, Jefe de producción de líquidos de Henkel CEE.