El sector de maquinaria pesada y el rápido ritmo de la industria 4.0

El sector de maquinaria pesada se enfrenta a muchos desafíos relacionados con los procesos de montaje. Existe un bajo grado de flexibilidad y errores humanos potencialmente costosos pero, al mismo tiempo, la expansión de los avances tecnológicos y la mecanización agrícola en los mercados existentes y nuevos continúa evolucionando. Un proceso de montaje cada vez más digital y conectado beneficiará enormemente a los fabricantes y reducirá sus costes.

Es el momento de subir a bordo y liberar el potencial de su negocio.

Los grandes retos del sector de maquinaria pesada

Los vehículos todoterreno para los sectores de la construcción, la silvicultura y la agricultura aumentarán gradualmente en complejidad y la demanda a medida que crezca la población.

Las empresas de fabricación de vehículos todoterreno no fueron las primeras en subir al tren de la digitalización.

Uno de los motivos del retardo en la automatización es la complejidad del montaje: las fábricas de vehículos todoterreno siguen trabajando principalmente con procesos manuales por motivos naturales.

Los factores de éxito incondicionales son recopilar y utilizar los datos de manera innovadora, analizarlos y encontrar nuevas oportunidades basadas en mejores decisiones y, por lo tanto, mejorar la eficiencia.

Fabricación Inteligente en pocas palabras

industria 4.0 china de transporte agrícola pesado

La industria 4.0 puede parecer una palabra de moda y, en cierto modo, es la madre de todas las palabras de moda. Representa la nueva revolución industrial, en la que convergen el Internet de las cosas (IoT) y el flujo resultante de Big Data con la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático para realizar predicciones y evitar errores. Agregue oportunidades derivadas de la realidad aumentada (RA) y la fabricación aditiva (FA), y el potencial será notable, con menores costes, mayor eficiencia y menos errores humanos en el proceso.
Normalmente, no es necesario que todo el proceso se automatice completamente mediante robótica para producir grandes cantidades de datos que se puedan analizar y convertir en oportunidades de negocio. Las herramientas inteligentes conectadas son la primera medida para pasar a un proceso de montaje basado en datos.

El potencial digital es enorme.

Muchas empresas ya recopilan datos, pero todavía existen dudas sobre qué hacer con ellos. Al utilizar las herramientas de software analítico adecuadas, un director de planta puede saber en segundos si una operación se encuentra por debajo de los estándares deseados. A partir de los datos, podemos participar en actividades de capacitación adecuadas, así como proporcionar al cliente final estadísticas detalladas sobre el ajuste de la calidad en el proceso de montaje.

Las 3 ventajas de la fabricación inteligente para el sector de maquinaria pesada

El efecto principal de la reducción de costes de la creciente conectividad en el sector de maquinaria pesada es la economía en su forma más simple. Mediante el seguimiento de todas las herramientas inteligentes y de cómo las utilizan sus operarios, los directores pueden tomar medidas preventivas para reemplazar las herramientas antes de que se rompan.

La reducción del tiempo de inactividad y la mejora de la calidad de la línea de producción son algunas de las exigencias más importantes de los fabricantes. Mediante la minimización de los errores humanos y las herramientas defectuosas, la eficiencia puede mejorar significativamente. Esto permite a los productores ser más flexibles en su proceso. Los flujos de Big Data también brindan la oportunidad de construir fábricas de réplicas en otros mercados.

Si aumenta la transparencia de los datos, el mantenimiento predictivo se aplicará también en las operaciones diarias, lo cual supondrá un ahorro de costes mediante la reducción del tiempo de parada en el campo. Las empresas de maquinaria pesada pueden adoptar las nuevas tecnologías transformadoras mediante el uso de herramientas inteligentes y software en el proceso de fabricación y, definitivamente, aprovechar los beneficios de la industria 4.0.