Nuestras soluciones
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos y soluciones
Industrias atendidas
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos
Herramientas y Soluciones Industriales
Equipos de energía
Productos y soluciones
Productos
Equipos de energía
Sistemas de almacenamiento de energía
Atlas Copco Rental
Productos y soluciones
Compresores
Productos y soluciones
Productos
Compresores
Productos y soluciones
Productos y soluciones
Sistemas de almacenamiento de energía

Electrificación de la flota de alquiler para un aire comprimido más limpio y menores costes de funcionamiento

Cuando Atlas Copco lanzó su primer compresor móvil eléctrico, Arentis, una empresa de alquiler de equipos industriales de los Países Bajos, no dudó en incorporar el compresor a su flota. Arentis y su cliente explican cómo la electrificación de su flota de compresores contribuye a un funcionamiento más limpio y rentable.

Póngase en contacto con nosotros

¿Por qué es conveniente que las empresas de alquiler utilicen un compresor móvil eléctrico?

Normativas sobre emisiones cada vez más estrictas, zonas de bajas emisiones, aumento del precio del petróleo: los gobiernos y las empresas están haciendo todo lo posible para combatir el cambio climático.

Por lo general, las empresas de alquiler han mostrado poco interés por los compresores sostenibles o de bajo consumo. A menudo, incluso venden el combustible a sus clientes mientras alquilan los equipos. Sin embargo, el mundo está cambiando rápidamente y bajo la influencia de las legislaciones gubernamentales y la demanda del sector, las compañías de alquiler invierten ahora en tecnología innovadora y sostenible.

Si un cliente de alquiler industrial tiene electricidad in situ, un compresor eléctrico es la mejor solución posible que puede ofrecer una empresa de alquiler. Arentis es una empresa de alquiler con sede en Terneuzen que se toma muy en serio la sostenibilidad.

Cuando Atlas Copco lanzó su primer compresor eléctrico para uso en exterior, supimos que era la solución ideal para muchos de nuestros clientes. A menudo, tienen electricidad in situ, por lo que un compresor móvil como el E-Air VSD es una solución "plug and play".

Jean-Paul Heijens , Director general de Arentis

Una instalación sencilla no es la única ventaja de un compresor eléctrico. Especialmente en el Benelux, la electricidad es más barata que el diésel, por lo que los costes de funcionamiento son mucho más bajos para los clientes finales de Arentis. Además, un compresor eléctrico no genera gases de escape y es menos ruidoso que una unidad diésel.

El E-Air en una planta petroquímica

Uno de los clientes industriales de Arentis es Dow, un grupo internacional que cuenta con plantas petroquímicas en todo el mundo. Cuando necesitaron aire comprimido para su planta de Terneuzen, Arentis le ofreció inmediatamente el compresor móvil eléctrico E-Air. No solo se tuvieron en cuenta los menores costes de funcionamiento para DOW, sino también la sostenibilidad como parte de sus objetivos.


Estamos orgullosos de apostar por la sostenibilidad. Trabajamos con socios que comparten nuestra visión para liderar la transición hacia un planeta y una sociedad sostenibles. Hemos establecido objetivos para reducir las emisiones de carbono en todos nuestros procesos de fabricación y estamos en vías de lograr la neutralidad en carbono. El E-Air de Atlas Copco no solo satisface nuestras necesidades inmediatas de aire comprimido, sino que también se adapta a nuestra filosofía corporativa para alcanzar nuestros objetivos en sostenibilidad.

Robson Pollitz , Jefe del grupo de mantenimiento

¿Qué tienen en común DOW, Arentis Rental y Atlas Copco? Su gran dedicación a la sostenibilidad y su determinación para llevar a cabo las operaciones sin emisiones de carbono. El E-Air, un compresor eléctrico, móvil y de velocidad variable, es exactamente el producto innovador que DOW necesitaba para sus instalaciones. Además, Arentis garantiza que su flota de alquiler esté a la altura de las expectativas. Si pensaba que las empresas industriales no se preocupaban por el planeta, piénselo dos veces.