Nuestras soluciones
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos y soluciones
Industrias atendidas
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos
Herramientas y Soluciones Industriales
Equipos de energía
Productos y soluciones
Productos
Equipos de energía
Sistemas de almacenamiento de energía
Atlas Copco Rental
Productos y soluciones
Compresores de aire
Productos y soluciones
Productos
Compresores de aire
Productos y soluciones
Productos y soluciones

Cinco consejos que le ayudarán a elegir una bomba sumergible

4 de junio de 2021

Bombas sumergibles eléctricas

En una bomba sumergible, el motor de accionamiento y los componentes eléctricos están alojados en su totalidad en un compartimento impermeable y estanco que permite a la unidad funcionar estando completamente sumergida. Dada la proximidad con el líquido bombeado, se necesita de una menor cantidad de energía. Puesto que resulta más sencillo empujar líquidos que "aspirarlos", la bomba sumergible utiliza una presión directa para forzar el paso del líquido por la manguera, en lugar de utilizar energía de aspiración por encima del suela. Ciertos factores como la accesibilidad del emplazamiento, la profundidad de la excavación o la altura también pueden suponer dificultades para la elevación de la aspiración en la mayoría de tipos de bombas que se instalan por encima del nivel del suelo.

Las bombas de achique de agua eléctricas sumergibles ofrecen transportabilidad, un manejo sencillo y, por lo general, están disponibles en un rango de capacidad y potencia nominal que las hace indicadas para aplicaciones de control de aguas subterráneas, incluidas para emergencias. Por ejemplo, para inundaciones, para obras o para minería, o aquellos casos en los que se necesiten equipos compactos (p. ej., en el momento de vaciar un sedimentador). También son aptas para aplicaciones en las que no es posible emplear bombas diésel, por ejemplo, en entornos de minería subterránea o donde no estén permitidas las emisiones.

Las bombas sumergibles ofrecen horas e incluso días de funcionamiento de bombeo de achique de agua sin supervisión y pueden satisfacer las exigencias de los trabajos de elevación de aguas muy profundas o de descenso de niveles freáticos aun en los entornos más exigentes. Las bombas sumergibles son famosas por su capacidad de funcionar hasta 10 000 horas sin supervisión (sin embargo, el intervalo de mantenimiento recomendado es de 2000 horas). Puesto que son unidades de montaje bajo la superficie, pueden seguir trabajando bajo el hielo en entornos muy fríos, siempre y cuando la bomba permanezca totalmente sumergida. Además, las bombas eléctricas ofrecen compatibilidad con el entorno de uso cuando proceda para la tarea. Por ejemplo, el funcionamiento silencioso es una característica fundamental de su funcionamiento cuando se instalan en zonas pobladas o se emplean para operaciones nocturnas.

A continuación se indican cinco cuestiones de la máxima importancia que deben tenerse en cuenta a la hora de adquirir o alquilar una bomba eléctrica sumergible:

Durabilidad

La excepcional calidad con la que se fabrican es una de las principales ventajas de los diseños de bombas sumergibles eléctricas más recientes; estas pueden incorporar características adicionales como sistemas de estanquidad, difusores de caucho de nitrilo ajustables y resistentes al desgaste y rodetes de alto contenido en cromo, endurecidos y sin obstrucciones a fin de prolongar su vida útil. Es posible prolongar aún más la vida de una bomba sumergible si se la equipa con funciones adicionales, como indicadores de temperatura, a fin de evitar el sobrecalentamiento del motor. Otra de estas características es la tecnología de protección contra errores de giro y averías de fase, que evita el riesgo de que el rodete gire en sentido contrario y que detiene la bomba en caso de producirse cualquier avería de fase.

Portabilidad

Sumergir una bomba en el agua de manera segura y eficaz es vital para facilitar las tareas de achique de agua. Por ello, los fabricantes están dedicando sus esfuerzos en desarrollar bombas sumergibles excepcionalmente ligeras y sencillas de manejar. Los modelos de menor tamaño disponibles actualmente apenas pesan 9 kg (19,8 lbs). Puede llegar incluso a conseguirse un caudal de aproximadamente 1300 litros (343 US gpm) por minuto con una bomba de tan solo 20 kg (44 lbs). Parte de esta disminución de peso se debe a que las unidades de accionamiento eléctrico cada vez incorporan más carcasas de aluminio, fabricadas para resistir la corrosión que pudiera formarse y reducir su aparición. De este modo, se facilitan el manejo, la instalación y el mantenimiento, lo que supone todo un mundo de diferencia cuando el usuario se encuentra en la orilla del agua y necesita empezar a bombear rápidamente.

Sencillez de servicio

Para facilitar el mantenimiento, se recomienda plantearse el utilizar bombas sumergibles en las que se empleen principios de diseño modulares. De este modo, se facilitan la separación de los componentes principales y el acceso a los componentes eléctricos. Lo idóneo es que toda la tornillería de acero inoxidable sea del mismo tamaño para poder utilizar una única herramienta para cambiar juntas, rodetes y otras piezas en cuestión de minutos. Algunos modelos también pueden incorporar kits de mantenimiento in situ y sustitución de piezas, esenciales para las operaciones en remoto.

Capacidad

Las actuales gamas de capacidad intermedia a alta ofrecen las máximas potencias nominales del orden de los 54 kW y habitualmente son capaces de trabajar con valores de entre 225 y 16 500 litros por minuto (59 - 4359 US gpm) a alturas máximas de 85 metros (279 pies). Sin embargo, en el mercado también hay disponibles bombas con mayores alturas manométricas. Para aplicaciones más exigentes, es posible equipar las bombas de achique de agua eléctricas sumergibles con rodetes endurecidos sin obstrucción. Algunas de estas unidades son capaces de trabajar con sólidos en suspensión de hasta 50 mm (2 pulg.), en función del modelo y las especificaciones correspondientes.

Rendimiento con eficiencia energética

El uso de bombas no consiste únicamente en bombear agua a cualquier coste y es importante no obviar la eficiencia energética. Es por ello que ahora las bombas sumergibles eléctricas ahora cuentan con motores eléctricos altamente eficientes que necesitan de corrientes de arranque menores y que, en determinados casos, pueden consumir hasta un 20 por ciento menos de energía que los modelos anteriores.

bomba sumergible eléctrica para aplicaciones con sustancias en suspensión

Bomba sumergible WEDA L para aplicaciones con sustancias en suspensión

Hrishi Kulkarni

Hrishi Kulkarni

Jefe de marketing de producto: bombas sumergibles

¿Busca una bomba de achique de agua? Consulte nuestro catálogo.