Nuestras soluciones
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos y soluciones
Industrias atendidas
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos
Herramientas y Soluciones Industriales
Equipos de energía
Productos y soluciones
Productos
Equipos de energía
Sistemas de almacenamiento de energía
Atlas Copco Rental
Productos y soluciones
Compresores de aire
Productos y soluciones
Productos
Compresores de aire
Productos y soluciones
Productos y soluciones

Cinco cuestiones clave a la hora de elegir una torre de iluminación

4 de junio de 2021

La torres de iluminación son un equipo esencial para los trabajos de construcción, minería y obras públicas en espacios abiertos, entre otros, ya que proporcionan iluminación para numerosos proyectos y aplicaciones que deben llevarse a cabo en las horas sin luz o con escasa visibilidad. Garantizan la tarea crucial de los trabajadores en las debidas condiciones de eficacia y seguridad. Por consiguiente, la compra o alquiler de estos es una decisión de gran importancia y deben tenerse en cuenta diversos factores antes de decantarse por una torre de iluminación.

A continuación se indican cinco cuestiones de la máxima importancia que deben tenerse en cuenta a la hora de adquirir o alquilar una torre de iluminación:

cómo seleccionar la torre de iluminación idónea

¿Debería elegir torres de iluminación LED?

Para saber cuál es el mejor modelo, se recomienda evaluar en primer lugar las instalaciones y el espacio que necesitan iluminarse, además del periodo de uso de la torre de iluminación. Por ejemplo, en caso de que sea necesario iluminar espacios más amplios o de que una zona necesite de iluminación durante un periodo más prolongado, se recomienda plantearse utilizar tecnología de LED. Las torres de iluminación LED solo necesitan de unos 1400 W de potencia para proporcionar luz a un área de hasta 5000 metros cuadrados, mientras que una torre de iluminación con lámparas de halogenuro metálico necesita de aproximadamente 4000 W para iluminar 4000 metros cuadrados (43 055 pies cuadrados). En cuanto a robustez respecta, las lámparas LED ofrecen un mayor tiempo de uso que las de halogenuro metálico: la vida útil prevista es de más de 50 000 horas. Por tanto, para entornos extremadamente exigentes o para uso intensivo (p. ej., para trabajos de construcción o minería), se recomienda utilizar unidades LED, ya que ofrecen mayor cobertura lumínica, menos consumo de combustible y un mayor número de horas de funcionamiento.

En caso de elegir un modelo LED, preste especial atención a las bombillas: ¿están diseñadas para poder transformarse y ofrecer buenas prestaciones a la vez? Es por ello que se recomienda emplear focos LED para uso intensivo, con un elevado índice de protección contra entrada de sustancias () y protección contra impactos (IK). Siempre puede consultar los valores nominales correspondientes con el fabricante.

¿Qué fuente de alimentación es la idónea en el momento de elegir una torre de iluminación?

Otro factor importante a la hora de elegir una torre de iluminación es el tipo de alimentación. Si en el emplazamiento se dispone de acceso a una fuente de corriente eléctrica sin problemas, es posible que los usuarios solo quieran plantearse el usar torres de iluminación eléctricas, que constituyen la más moderna tecnología gracias a su fantástica capacidad de iluminar con tan solo enchufarse. Permiten a los usuarios conectarlas de manera muy sencilla a cualquier fuente de alimentación individual, incluidas las fuentes de corriente auxiliares, un grupo electrógeno de gasolina o diésel de pequeñas dimensiones o directamente a la red eléctrica. Determinadas torres de iluminación eléctricas también ofrecen la ventaja de la conectividad modular, que permite alimentar hasta nueve torres de iluminación (de determinados modelos) mediante un único generador. De este modo, se incrementa la eficiencia de las tareas de mantenimiento y revisión, lo que contribuye a reducir aún más el coste total de propiedad. No obstante, a pesar de la facilidad de conectar diversas unidades entre sí para abarcar una zona amplia, cabe destacar que una única torre de iluminación eléctrica solo puede iluminar un área de hasta 3000 metros cuadrados (32 292 pies cuadrados), un valor inferior que el de los modelos diésel. 

Además, las torres de iluminación eléctricas no solo son más silenciosas y respetuosas con el medio ambiente, ya que son más compactas que los modelos diésel, sino que también garantizan que las operaciones de iluminación se lleven a cabo sin interrumpir el repostaje ni sin necesidades de mantenimiento adicionales para los componentes mecánicos. 

Por otro lado, al trabajar en ubicaciones remotas en las que el acceso a alimentación eléctrica esté limitado o directamente no se disponga de ella, la mejor opción son las torres de iluminación alimentadas por motor u otras fuentes de energía (p. ej., combustible diésel). No obstante, sigue siendo muy importante el plantearse usar modelos con un consumo de combustible reducido para evitar repostajes continuos. De este modo no solo se reducirá su huella ecológica, sino que también se contribuirá a la rentabilidad del proyecto.

¿Y el mástil?

Las torres de iluminación de mástil vertical están sustituyendo en todo el mundo a las de mástil horizontal. El motivo es que la primera puede transportarse e instalarse en posición vertical, con la consiguiente mayor seguridad para el transporte y el montaje. En consecuencia, las torres de iluminación con mástiles verticales son más compactas y pueden transportarse hasta 22 unidades de ellas en un único camión. 

Para seleccionar el mejor mástil conforme a las necesidades de un proyecto, es de vital importancia analizar la aplicación. Por ejemplo, si la torre de iluminación va a utilizarse para un proyecto de alquiler delicado, un mástil hidráulico es lo idóneo. El motivo es que es posible elevar o bajar el mástil con tan solo pulsar un botón, lo que ayuda a reducir el tiempo de parada e incrementar la productividad gracias a su manejo, más sencillo, seguro y rápido. Los recientes avances tecnológicos también permitido desarrollar torres de iluminación con mástiles hidráulicos que se retraen automáticamente con vientos fuertes a fin de garantizar la seguridad del emplazamiento. No obstante, si no fuera necesario instalar la torre de iluminación con gran rapidez y no fuera a colocarse durante un periodo prolongado (p. ej., para trabajos públicos temporales o para iluminación de eventos), es buena opción elegir una torre de iluminación con mástil manual, gracias a que el mástil se puede elevar mediante un procedimiento relativamente sencillo de enrollado con una palanca e inmovilización una vez alcanzada la posición correspondiente.

¿Cómo garantizar la seguridad de su inversión?

En primer lugar, es necesario estudiar la aplicación para determinar si lo idóneo es alquilar o adquirir una torre de iluminación. Por ejemplo, si la torre de iluminación fuese a usarse en un proyecto de construcción de carreteras aislado, podría ser mejor alquilar un modelo con características que permitan utilizarlo durante un periodo largo. 

Existen diversas maneras en las que los compradores pueden ayudar a proteger su inversión durante toda la vida útil de una torre de iluminación. Un ejemplo, que depende de la correspondiente aplicación es decantarse por torres de iluminación con carrocerías de polietileno reforzadas. Desde su lanzamiento hace una década, las carrocerías de polietileno han demostrado su utilidad, gracias a su excepcional resistencia y a la excelente protección que ofrecen para los componentes internos más importantes. A diferencia de las carrocerías metálicas, también son resistentes a la corrosión, lo que permite utilizarlas durante mucho más tiempo en ambientes exigentes. También debe tenerse en consideración que existen diferentes variedades y modelos de unidades de polietileno en el mercado. Pregunte al fabricante sobre los procedimientos de comprobación y ensayo a los que ha sometido a su carrocería para garantizar su calidad y resistencia.

Requisitos de mantenimiento

Una torre de iluminación bien diseñada también debe permitir acceder de manera muy sencilla a todos aquellos componentes que necesiten de labores de reparación y revisión sin necesidad de desmontar la carrocería. Más concretamente, debe poder accederse al motor, el alternador, el panel de control y los puntos de vaciado sin dificultades, ya que puede tardarse mucho en hacerlo en ciertas torres de iluminación.

Conclusión

torre de iluminación diésel

Torre de iluminación eléctrica Hilight E3+ con grupo electrógeno diésel transportable

Hace varios años, algunos pensaban que una torre de iluminación era un mero producto básico con una vida útil limitada. Hoy en día, por el contrario, las torres de iluminación cuentan con vidas útiles más prolongadas y ofrecen mayor valor gracias a las diversas opciones disponibles. Los usuarios ya no tienen que sacrificar nada eligiendo una solución para todo. En última instancia, seleccionar una torre de iluminación depende de las necesidades propias del usuario.

Por tanto, se recomienda a los compradores que trabajen junto con los fabricantes para garantizar que escojan el producto idóneo para su aplicación concreta. Durante este proceso, es importante plantearse todas las variables con respecto al punto de instalación de la torre de iluminación, p. ej., la ubicación, el entorno de trabajo concreto y las condiciones ambientales, la fuente de alimentación, la envergadura del lugar de trabajo y el área de iluminación, entre otras. De este modo, se garantizará que los compradores disfruten de una torre de iluminación que incremente la productividad, la seguridad y la visibilidad en el punto de instalación.
Félix Gómez

Félix Gómez

Jefe de marketing de producto: torres de iluminación

¿Busca una torre de iluminación? Consulte nuestro catálogo.