Nuestras soluciones
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos y soluciones
Industrias atendidas
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos
Herramientas y Soluciones Industriales
Equipos de energía
Productos y soluciones
Productos
Equipos de energía
Sistemas de almacenamiento de energía
Atlas Copco Rental
Productos y soluciones
Compresores de aire
Productos y soluciones
Productos
Compresores de aire
Productos y soluciones
Productos y soluciones

Bombas eléctricas o diésel

¿Bombas eléctricas o diésel? Cada vez existe más debate en lo que al tipo de alimentación para tecnologías de bombas de achique respecta.

¿Necesita ayuda? Consulte al experto

De la misma manera, se trata de una decisión que afecta a la elección de tecnologías de bombas de achique para operaciones en los sectores de la construcción, la minería, los servicios públicos y los estadios municipales.

No obstante, a diferencia de lo que ocurre en el debate sobre el sector de la automoción, no se trata de un concurso de supremacía tecnológica para elegir un ganador decisivo. Se trata de un proceso de elección conforme al sentido común, en el que entra en juego la idoneidad de rendimiento y capacidad con todos los demás aspectos de las aplicaciones de achique de agua. Para cualquier decisión que se tome, deben tenerse en cuenta factores de la máxima importancia, como el volumen necesario, las especificaciones de caudal y altura manométrica y la composición del agua y los materiales que vayan a bombearse. La capacidad de la bomba debe acomodarse a las variables de las condiciones de uso, la accesibilidad del punto de uso, la duración del proyecto, las cuestiones medioambientales pertinentes, la autonomía de los equipos y mucho más.

bomba eléctrica o bomba diésel

A continuación se indican cinco cuestiones de la máxima importancia que deben tenerse en cuenta a la hora de adquirir o alquilar una bomba diésel o eléctrica:

1. Potencia y caudal

Las bombas centrífugas diésel, fabricadas para ser robustas, resistentes y fiables, están diseñadas además para manejar elevados volúmenes de agua. El valor de caudal de funcionamiento suele encontrarse entre los 50 y los 830 m3h (de 220 a 3654 US gpm), con hasta 51 metros (167 pies) de altura manométrica. Asimismo, estas bombas son capaces de funcionar en un rango de regímenes variable, lo que permite utilizarlas en diferentes aplicaciones y con distintas combinaciones de caudal y altura manométrica.

Comparativamente, las bombas sumergibles eléctricas de envergadura intermedia a elevada ofrecen potencias máximas del orden de los 80 kW y son capaces de trabajar habitualmente con caudales de hasta 20 000 litros por minuto (5,283 US gpm) con una altura manométrica máxima de 85 metros (279 pies). Este es el rango habitual, pero existen otras bombas con mayor altura manométrica.

Las bombas centrífugas diésel son capaces de lidiar con partículas sólidas de mayor tamaño.

Hay disponibles bombas sumergibles con diferentes valores de rendimiento.

2. Manipulación de sólidos

Las bombas centrífugas diésel pueden funcionar con agua tanto limpia como sucia, además de ser capaces de manipular residuos y materiales fibrosos. Son capaces de manipular sólidos de hasta 76 mm (3 pulg.) gracias a características como sus rodetes semiabiertos y sus carcasas de bomba, resistentes a la abrasión. Las conexiones de descarga normalmente tienen diámetros de entre 75 y 200 mm (3 - 8 pulg.).
Por su parte, las bombas sumergibles eléctricas admiten materiales abrasivos y sólidos de hasta 12 mm (0,5 pulg.) (de mayor tamaño en el caso de tratarse de bombas para lodos), aunque se recomienda encarecidamente equiparlas con rodetes endurecidos en caso de que vayan a utilizarse para sólidos en suspensión.

3. Aplicaciones

Las bombas de achique de agua eléctricas sumergibles ofrecen transportabilidad, un manejo sencillo y, por lo general, están disponibles en un rango de capacidad y potencia nominal que las hace indicadas para aplicaciones de control de aguas subterráneas, incluidas para emergencias. Por ejemplo, para inundaciones, para obras o para minería, o aquellos casos en los que se necesiten equipos compactos (p. ej., en el momento de vaciar un sedimentador). También son aptas para aplicaciones en las que no es posible emplear bombas diésel, por ejemplo, en entornos de minería subterránea o donde no estén permitidas las emisiones.

Por otra parte, las bombas centrífugas diésel autocebantes y totalmente automáticas son la solución de achique de agua rápido para aquellos emplazamientos en los que no se disponga de fuente de alimentación alternativa, como un generador, un grupo electrógeno o conexión a la red eléctrica. Son la solución idónea para transportar o elevar agua con sólidos abrasivos de gran tamaño en suspensión, por ejemplo, para aplicaciones en el sector de la construcción, para achique de agua en canteras, para achique de crecidas, para desvío de caudales y para aplicaciones municipales. Si estas bombas incorporan ranuras para carretilla elevadora y un cáncamo, facilitan asimismo el transporte y el manejo en ubicaciones remotas.

landscape

Bombas eléctricas sumergibles

Portabilidad, manejo sencillo.
Para aplicaciones en las que están prohibidas las emisiones

Aplicaciones:

  • Emergencias (inundaciones)
  • Minería
  • Construcción

PAS 150, bomba centrífuga diésel

Bombas centrífugas diésel

Soluciones rápidas para el achique de agua con sólidos abrasivos de gran tamaño en suspensión en las que no se disponga de fuente de alimentación alternativa.

Aplicaciones:

  • Emergencias (inundaciones)
  • Servicios públicos
  • Construcción
  • Transporte
  • Petróleo y gas

4. Rendimiento

Las bombas sumergibles ofrecen horas e incluso días de funcionamiento de bombeo de achique de agua sin supervisión y pueden satisfacer las exigencias de los trabajos de elevación de aguas muy profundas o de descenso de niveles freáticos aun en los entornos más exigentes. Algunos modelos pueden trabajar hasta 2000 horas sin supervisión y están diseñados para poder funcionar en seco. Puesto que son unidades de montaje bajo la superficie, pueden seguir trabajando bajo el hielo en entornos muy fríos, siempre y cuando la bomba permanezca totalmente sumergida. Además, las bombas eléctricas ofrecen compatibilidad con el entorno de uso cuando proceda para la tarea. Por ejemplo, el funcionamiento silencioso es una característica fundamental de su funcionamiento cuando se instalan en zonas pobladas o se emplean para operaciones nocturnas.

Si están equipadas con un motor fiable y un refrigerador de alta capacidad, las bombas centrífugas garantizan un funcionamiento continuo y seguro aun a temperaturas ambiente elevadas. Además de contar con una autonomía de combustible de aproximadamente 40 horas, también permiten llevar a cabo un drenaje continuo aun con volúmenes de aire elevados gracias al cebado automático de la bomba de vacío con diafragma exento de aceite. Además, algunas bombas pueden equiparse con un depósito de combustible extragrande que les permite funcionar durante periodos más prolongados sin necesidad de repostaje.

5. Mantenimiento y servicio

Las bombas sumergibles eléctricas garantizan una durabilidad excepcional, gracias a su excelente resistencia al desgaste. Además, el diseño modular de las bombas de este tipo facilita las labores de mantenimiento. Algunos modelos también pueden incorporar kits de mantenimiento y sustitución de piezas in situ, incluidos rodetes y juntas.


Con la salvedad del cambio de las piezas de desgaste y de los filtros del motor, el mantenimiento de las bombas centrífugas es muy sencillo. Otro de los atractivos que los equipos de este tipo tienen para las empresas de alquiler es la inclusión de controladores avanzados con funciones de monitorización de datos que envían una notificación cuando se necesitan labores de mantenimiento.

Conclusión

bombas de achique de agua

Bombas de drenaje eléctricas y diésel

Todo se reduce a las características de la aplicación y a cuestiones como la localización del punto de uso, la profundidad del punto de acceso, la composición de la mezcla de agua y otras sustancias que vayan a bombearse y el tiempo que necesite el equipo para llevar a cabo las tareas correspondientes.

Elegir la bomba idónea depende de parámetros físicos: la altura barométrica estática y la longitud y el diámetro necesarios de las mangueras. Se necesitarán los cálculos de caudal nominal comparado con las curvas de rendimiento de la altura barométrica publicados por el fabricante para conocer el punto de eficiencia óptima (BEP) y, por consiguiente, para determinar la bomba idónea para el rendimiento necesario. Además, también deben tenerse en cuenta las pérdidas por fricción y los problemas derivados de la cavitación. Por tanto, elegir el equipo adecuado no es tarea sencilla, pero con asesoramiento experto de los proveedores de equipos o las empresas de alquiler, es posible tomar la decisión correcta a la hora de decantarse por una bomba de achique de agua.

Bombas de achique de agua

¿Busca bombas de achique de agua fijas o sumergibles? Tenemos una solución para sus necesidades.