Los fallos más comunes en las conexiones remachadas y cómo solucionarlos

En este artículo descubrirá cuáles son los fallos más comunes en las conexiones remachadas y cómo solucionarlos paso a paso.

27 de junio de 2018

Reparación, mantenimiento y revisión Industria aeronáutica Sufrideras Jet de negocios Soluciones especiales Espacio Industria aeroespacial civil Helicóptero Aviones Gubernamental Proceso de montaje Sistemas de remachado Remachadores

Se pueden cometer diferentes tipos de fallos en una conexión remachada. La mayoría se deben al uso de un remache con un tamaño inadecuado o son consecuencia de la preparación incorrecta del orificio. Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo seleccionar el tamaño de remache correcto. Estos son los fallos más comunes:


1.marks in head of structure close to head.

Marcas en la cabeza o en la estructura cerca de la cabeza



Una de las posibles razones es la aplicación de fuerzas de empuje demasiado bajas, el rebote de la pistola o que esta no se coloque a 90 grados de la estructura.

Shank is not in the center of bucked head

La culata no está en el centro de la cabeza de la sufridera. Cabeza inclinada.



La sufridera no estaba a 90 grados de la estructura durante el proceso, y probablemente se trate de un tipo incorrecto de sufridera.

3.concentric rings in head or on structure around head

Anillos concéntricos en la cabeza o en la estructura que rodea la cabeza.



La posible razón es que el orificio del troquel sea demasiado pequeño, si los anillos sobresalen de la cabeza, o demasiado grande, si sobresalen de la estructura.

number 4

Grietas de diferentes formas.



Los criterios en este caso son detectar el tipo, la ubicación y el nivel de las grietas. Las grietas abiertas suelen estar relacionadas con un tratamiento térmico incorrecto, mientras que para las grietas cerradas es más importante la ubicación y el nivel. No suele haber problema siempre que no se intersequen. También se pueden producir grietas si el proceso de remachado es demasiado largo.

5.swelled rivets that open the structure

Remaches crecientes que abren la estructura.



Suele producirse cuando, al preparar el orificio, se quedan algunas virutas entre las hojas. Es necesario quitar el remache y limpiar la zona de conexión. En algunos casos se puede permitir un pequeño hueco, siempre que no se trate de depósitos o fuselajes a presión.

6.open head or gapped head

Cabeza abierta o con huecos.



Es posible que la fuerza de empuje no se haya aplicado correctamente, porque se hayan aplicado fuerzas muy altas desde el lado de la sufridera o fuerzas muy bajas desde el lado del martillo remachador. En la mayoría de los casos se pueden permitir, excepto si se trata de una sección integral de un depósito o de fuselajes a presión.

Flush type rivets

Cabeza abierta en remaches de cabeza embutida.



El avellanado incorrecto puede ser la causa. Para arreglarlo, se puede usar un remache del siguiente tamaño (si es posible) y repetir el avellanado. Si la cabeza queda demasiado lejos, es necesario realizar algún tipo de acabado en el remache.

Extracción del remache

Si identifica alguno de los fallos descritos arriba, en la mayoría de los casos se puede extraer el remache correspondiente sin resultados muy graves. El procedimiento habitual para extraer el remache es el siguiente:

Removing the rivet

Número 1 para los fallos más comunes
Para quitar un remache sólido, se debe perforar desde el lado de la cabeza. Elija una perforadora un tamaño más pequeño que el remache y punzone una pequeña marca en el centro de la cabeza. Coloque firmemente la perforadora en línea con el remache. Empiece a perforar a baja velocidad apretando el gatillo con cuidado: de esta forma es mucho más fácil controlar la perforadora y se reduce el riesgo de que se resbale.

Número 2 para los fallos más comunes
Perfore totalmente atravesando la cabeza hasta la culata de modo que quede el menor material posible entre el eje y la cabeza.

Número 3 para los fallos más comunes
Use un botador que quepa en el orificio y quítelo de la culata. También se puede usar un cincel pequeño, pero hay que tener mucho cuidado para no hacerse daño en la piel.

Número 4 para los fallos más comunes
Para extraer el remache, use un botador y golpee varias veces con un martillo ligero. Guarde el remache en algún tipo de recipiente. Si sigue este procedimiento cuidadosamente, el orificio no sufrirá ningún daño y podrá usar otro remache en él.