Nuestras soluciones
Atlas Copco Rental
Productos y soluciones
Acerca de nosotros
Compressors
Productos y soluciones
Productos
Compressors
Gama de soluciones industriales de tratamiento de condensados
Productos
Gama de soluciones industriales de tratamiento de condensados
Gama de soluciones industriales de tratamiento de condensados
Gama de soluciones industriales de tratamiento de condensados
Gama de soluciones industriales de tratamiento de condensados
Process gas and air equipment
Servicio y recambios
Compressors
Maximice la eficiencia
Repuestos para compresores de aire
Servicio y recambios
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Servicios postventa globales para turbomaquinaria
Servicio y recambios
Equipos de energía
Productos y soluciones
Productos
Equipos de energía
Equipos de construcción y demolición ligeros
Productos
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Equipos de construcción y demolición ligeros
Herramientas y Soluciones Industriales
Productos y soluciones
Industrias atendidas
Herramientas y Soluciones Industriales
Industrias atendidas
Industrias atendidas
Industria aeroespacial
Industrias atendidas
Industria aeroespacial
Industria aeroespacial
Industria aeroespacial
Industria aeroespacial
Productos
Herramientas y Soluciones Industriales
Accesorios para red de aire
Herramientas para arranque de material
Productos
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Herramientas para arranque de material
Soluciones de perforación
Soluciones y herramientas de montaje
Productos
Soluciones y herramientas de montaje
Soluciones y herramientas de montaje
Servicio
Herramientas y Soluciones Industriales
Herramientas y Soluciones Industriales
Herramientas y Soluciones Industriales

Cómo saber cuándo el compresor necesita servicio

Incluso el equipo más resistente requiere servicio ya sea de forma rutinaria, por ley, por regulación de certificaciones, cuando las condiciones externas causan daños o cuando el desgaste por el uso se refleja lentamente con el tiempo en su desempeño.

28 de mayo de 2020

Conocer los signos o síntomas de desgaste, comprender las especificaciones de su producto, llevar a cabo las recomendaciones de uso y saber cuándo es prudente solicitar refacciones o programar los servicios, son habilidades que podrían ahorrarte mucho tiempo, esfuerzo y dinero a largo plazo.

Consulta los manuales: Es importante conocer y comprender el funcionamiento del compresor de aire.

Verifica la frecuencia y con cuanto tiempo de anticipación se recomienda realizar el mantenimiento, ya que la mayoría de los aceites para compresores de base de mineral deben cambiarse cada 4,000* horas aproximadamente, y los aceites de base sintética, alrededor de 8,000* horas (*dependiendo de las condiciones ambientales y de instalación).

Conociendo los signos y síntomas

1 El panel de control.

Revisa el panel de control regularmente para ver si aparece algún error o problema. Esto puede sonar simple, pero es sorprendente la frecuencia con la que se pasan por alto estos problemas de fácil identificación. No importa cuán reveladoras sean las señales, si no se conoce el equipo con el que se está trabajando o si ni siquiera se están revisando las señales básicas de advertencia incorporadas con frecuencia.

2 Exceso de humedad.

Cada vez que un compresor de aire está funcionando y aunque este sea muy eficiente, siempre produce algo más que aire comprimido… El condensado de agua-aceite es un subproducto que plantea un riesgo grave para el medio ambiente, y el mismo acumula humedad que debe disponerse de forma frecuente, correcta y respetuosa con el medio ambiente. Si el compresor está produciendo un exceso de condensación, puede estar experimentando una falla en el sistema de drenaje automático.

3 Ruidos fuertes.

Los compresores Atlas Copco están construidos con una cabina insonorizante que permite su instalación directa en cualquier sitio de la planta. Si su compresor está comenzando a generar demasiado ruido para los estándares de usabilidad, significativamente más ruido de lo habitual o ruido extremadamente inconsistente al nivel de uso, entonces es posible que haya algún componente roto o una falla en el motor, entre otros.

4 Dispositivos de disparo.

Los dispositivos de disparo de los equipos pueden alertar de diversas situaciones. La primera acción que debería realizarse es verificar el circuito eléctrico que alimenta al compresor, pero si no hay fallas allí y el sistema continúa disparando protecciones o quemando fusibles, debe hacer que un técnico venga de inmediato a revisar la instalación.

5 Incremento o pérdida de presión de aire

Si su compresor está registrando presión de aire cero (0), es muy probable que tenga un problema en la transmisión de la señal del sensor de presión del equipo (a menos que realmente tenga cero). Tener una baja presión de aire puede ser una señal de problemas de medición, desgaste de las partes internas o externas, o a veces, un simple problema técnico, que puede ser solucionado fácilmente con una reparación rápida y al ser atendido en tiempo y de forma correcta; sin embargo, postergar esta revisión y/o la reparación con la finalidad de mantenerlo funcionando, podría resultar en la acumulación de una gran cantidad de pérdidas por los costos de energía.

6 Encendido/apagado que no responde.

Si no puedes hacer funcionar el compresor de aire, lo más probable es que no puedas obtener una buena lectura de lo que está mal con él. Lo primero que debes hacer es verificar el circuito y cualquier cosa obvia, pero nuevamente: si no es obvio, podría ser el momento de un trabajo de reparación y llamar a un experto.

Por último pero no menos importante, siempre será una mejor idea solicitar un servicio programado que solicitar reparaciones de emergencia, especialmente en el caso de maquinaria crítica para la producción como los compresores y equipos adicionales de aire comprimido, que sirven para múltiples aplicaciones en una misma planta. Al realizar el mantenimiento programado, obtendrás muchos más beneficios que al forzar la máquina o dejarla fuera de funcionamiento por falta de piezas o un mantenimiento tardío.

 

Tips adicionales:

Detecta advertencias y programa los servicios, en lugar de detener la producción. Al actuar así podrás adaptar el cronograma de actividades de mantenimiento a la medida, así como atender el equipo de forma anticipada evitando detenciones en momentos de alto uso, maximizando la eficiencia y reduciendo el tiempo de inactividad en lo posible.

Evita el riesgo de un cierre total de la planta mientras esperas a que se repare la máquina principal. Un equipo crítico que se detiene inesperadamente puede ser un hecho desastroso, especialmente durante altas cargas de trabajo o en industrias con plazos estrictos y competitivos.

Los compresores de aire con o sin mantenimiento son un factor determinante para la eficiencia energética de la planta. Si bien un compresor de aire puede estar ‘funcionando’ de manera efectiva, las fugas y otras cosas rutinarias que se pueden arreglar con el mantenimiento periódico, pueden usar en promedio entre un 20 o 30% de su flujo de aire.

Durante los primeros diez años de operación, el costo de capital inicial y el costo de mantenimiento de un compresor de aire representan en promedio el 18% y el 7% del gasto total, mientras que la energía representa un gigantesco 73%.

Al realizar un servicio temprano y programado se controlarán las fugas que pueden alcanzar una pérdida de hasta el 40 o 50% y se reducirá significativamente el gasto total.