Preguntas habituales sobre la tecnología exenta de aceite y la Clase 0

¿Cuáles son las pruebas de TÜV necesarias para obtener la certificación ISO 8573-1 CLASE 0?

La prueba de la Parte 2 mide los aerosoles y los líquidos. Las pruebas se pueden realizar con el método de caudal parcial (B2) o el de caudal pleno (B1) (vea la información más adelante). La prueba de la Parte 5 sólo mide los vapores. Ambas partes son necesarias para obtener la certificación ISO 8573 CLASE 0. Esto significa que se deben medir las tres fuentes de contaminación por aceite: aerosol, vapor y líquido.

¿Cuál es la diferencia esencial entre los métodos de prueba, a caudal parcial (B2) y a caudal pleno (B1)?

Se aceptan los dos métodos para la medición de aerosoles y líquidos de acuerdo con la ISO 8573-1 Parte 2. El método B2 se centra únicamente en el flujo de aire central. Se registran o detectan los aerosoles de aceite, pero no se detecta el aceite adherido a la pared de la tubería (flujo de pared). La mayoría de los fabricantes de compresores de aire siguen prefiriendo este método menos estricto. El método B1 examina el flujo de aire completo y mide tanto los aerosoles como el flujo de pared. Este exhaustivo método de ensayo fue utilizado en la gama de compresores de aire exentos de aceite de Atlas Copco. Incluso así, no se encontró rastro alguno de aceite en el flujo de aire de salida.

¿Pueden los compresores con inyección de aceite equipados con filtros suministrar aire exento de aceite?

Se suele hacer referencia a esta solución como "aire técnicamente exento de aceite". Sin embargo, incluso en condiciones óptimas y con varias fases de eliminación de aceite, siempre hay dudas sobre la calidad del aire en lo que se refiere al contenido de aceite. Para lograr una calidad del aire apenas aceptable con los compresores con inyección de aceite, es necesario tener dispositivos de refrigeración del aire y varias etapas de eliminación de aceite con múltiples componentes. Un fallo de cualquiera de estos componentes o un mantenimiento inadecuado puede provocar una contaminación por aceite del proceso. Con los compresores con inyección de aceite existirá siempre riesgo de contaminación y la posibilidad de consecuencias graves para la empresa.

¿Cuál es el impacto de la temperatura ambiente?

Un aspecto que influye en la eficiencia y pureza del sistema de aire es la temperatura. Cuando se usan compresores con inyección de aceite con filtros, el arrastre de aceite a través del medio filtrante aumenta exponencialmente según la temperatura de la superficie de filtración. Si la temperatura ambiente en la sala de compresores aumenta hasta 30 °C, la temperatura de salida del compresor podría llegar a 40 °C, con un arrastre de aceite 20 veces superior al valor especificado. Estas temperaturas no son raras incluso en países fríos, donde la temperatura de la sala de compresores es considerablemente mayor que la temperatura exterior. Las temperaturas también producen un aumento del contenido de vapor de aceite en el aire, que puede ser arrastrado hasta el producto final. Además, las temperaturas elevadas acortan la vida útil de los filtros de carbón activo. Un aumento de temperatura de entre 20 °C y 40 °C puede reducir la vida útil de un filtro hasta en un 90%. Y, lo que es peor, el filtro de carbón activo no avisa al usuario cuando está saturado. Simplemente deja pasar el aceite a los procesos. En los compresores exentos de aceite de Atlas Copco, la calidad del aire no depende de la temperatura.

¿Qué sucede con la contaminación por aceite en el aire ambiente?

El aire ambiente tiene cantidades muy pequeñas de aceite procedentes de los vehículos y entornos industriales. Sin embargo, en las zonas contaminadas, el contenido de aceite no suele pasar de 0,003 mg/m3. Este hecho está confirmado por las pruebas realizadas por el TÜV cerca de una fábrica con actividades de mecanizado intensas (como torneado, fresado, amolado y taladrado). En los alrededores había un tráfico intenso de vehículos y una incineradora de basuras. Al ser aspirado por un compresor exento de aceite, este nivel extremadamente bajo de aceite en la atmósfera es arrastrado casi en su totalidad por el condensado en el refrigerador intermedio y en el refrigerador posterior, con lo que se obtiene un aire puro y exento de aceite para su proceso.