Our solutions
Compresores
Solutions
Servicio y recambios
Compresores
Maximice la eficiencia
Servicio y recambios
Maximice la eficiencia
Maximice la eficiencia
Repuestos para compresores de aire
Servicio y recambios
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Repuestos para compresores de aire
Servicios postventa globales para turbomaquinaria
Servicio y recambios
Herramientas y Soluciones Industriales
Solutions
Herramientas y Soluciones Industriales
Herramientas y Soluciones Industriales
Herramientas y Soluciones Industriales
Herramientas y Soluciones Industriales
Soluciones de vacío

¿Cómo reemplazar un compresor de aire?

Compressor Types Compressors Replacing an Air Compressor Compressed Air Wiki How-To

Si su compresor ha visto días mejores y está en las últimas, o quizás ya no satisface sus necesidades, podría ser el momento de descubrir qué hay en el mercado y cómo sustituir su antiguo compresor por uno nuevo. Puesto que invertir en un nuevo compresor de aire no es tan fácil como comprar nuevos objetos para el hogar, en este artículo le explicamos en qué fijarse y si tiene sentido reemplazar el compresor de aire o no.

Necesito reemplazar mi compresor de aire

Pongamos el ejemplo de un coche. Cuando sale por primera vez del parking con un coche completamente nuevo, no tiene preocupaciones y no pasa por su mente la idea de comprar otro coche. A medida que pasan los años y las averías son cada vez más frecuentes, además de aumentar las necesidades de mantenimiento, empieza a preguntarse si merece la pena poner tiritas en una gran herida. Podría tener más sentido sustituir el coche por completo. Al igual que sucede con los coches, es importante prestar atención a los diversos indicadores que apuntan a la necesidad de reemplazar el compresor de aire.

El ciclo de vida de un compresor es similar al de un coche. Cuando la unidad es nueva y funciona de manera óptima, no hay preocupaciones ni se plantea la necesidad de una nueva. Una vez que el compresor empieza a averiarse, el rendimiento disminuye al tiempo que aumentan los costes de mantenimiento. Cuando esto sucede, es el momento de plantearse una pregunta importante: ¿es hora de sustituir el compresor de aire?

La necesidad de reemplazar o no el compresor de aire dependerá de muchas variables que trataremos en este artículo. Echemos un vistazo a algunos indicadores que podrían conducir a la necesidad de sustituir el compresor de aire.


Parada por alarma


Uno de los indicadores más claros de que el compresor está teniendo problemas es una sencilla parada por alarma durante las operaciones. En función de la estación y las condiciones meteorológicas, el compresor de aire podría apagarse debido a una alta temperatura ambiente y al sobrecalentamiento. La causa de la alta temperatura podría ser tan simple como que los refrigeradores estén obstruidos y haya que limpiarlos con aire, que haya que sustituir los filtros de aire sucios o que el compresor sufra un problema interno mucho más complejo que un técnico certificado en aire comprimido tenga que examinar. Si la parada por alarma se puede solucionar limpiando los refrigeradores con aire y cambiando el filtro de entrada de aire, entonces no sería necesaria la sustitución: es una simple cuestión de realizar el mantenimiento del compresor. Sin embargo, si el problema es interno y se debe a la avería de un componente importante, tendrá que sopesar los costes de la reparación frente a la nueva sustitución y tomar la mejor decisión para su empresa.


Caídas de presión


Si su instalación está sufriendo caídas de presión, esto podría indicar diversos problemas que deberían tratarse lo antes posible. A menudo, los compresores de aire están ajustados a una presión mayor de lo que se requiere para las operaciones estándar. Es importante comprender los ajustes de presión para usuarios finales (máquinas que utilizan aire comprimido para su funcionamiento) y regular la presión del compresor de aire según esas necesidades. Los operarios de la máquina suelen ser los primeros en notar las caídas de presión, ya que la baja presión puede hacer que se apague la máquina en la que trabajan o provocar un problema de calidad del producto fabricado.


Antes de considerar la posibilidad de sustituir el compresor de aire debido a caídas de presión, debe conocer al completo su sistema de aire comprimido y asegurarse de que no haya otras variables u obstáculos que estén contribuyendo a las caídas de presión. Es fundamental inspeccionar todos los filtros en línea para garantizar que el elemento filtrante (cartucho) no esté completamente saturado. También es importante revisar su sistema de tuberías para asegurarse de que el diámetro del tubo sea apropiado para la longitud de la carrera, así como la capacidad del compresor (CV o kW). No es inusual que los tubos de diámetro pequeño que se extienden a lo largo de grandes distancias provoquen caídas de presión, lo que termina afectando a los usuarios finales (máquinas).


(agregar gráfico de tamaños de diámetro de tubos y flujos)


Si las pruebas demuestran que el sistema de tuberías y los filtros están perfectamente pero siguen produciéndose caídas de presión, esto podría indicar que el compresor es insuficiente para las necesidades actuales de la instalación. Este es un buen momento para examinar si se han añadido piezas adicionales o si han aumentado las necesidades de la producción. Si han aumentado la demanda y los requisitos de flujo, el compresor actual no podrá seguir proporcionando el flujo adecuado a la presión necesaria, lo que provocará caídas de presión en el sistema. En este caso, lo mejor es pedir un estudio de aire a un profesional de ventas de productos de aire comprimido para comprender mejor su demanda de aire actual y elegir una unidad con el tamaño adecuado para gestionar las necesidades nuevas y futuras.


Edad del compresor / averías


Los compresores de aire, al igual que cualquier otra máquina, en ocasiones llegan al final de su ciclo de vida o funcionamiento debido a su edad o estado. En función de la extensión de la avería y las reparaciones necesarias, es importante actuar con la debida diligencia y decidir si tiene sentido continuar echando dinero en un cubo con agujeros o invertir en una unidad nueva y más eficiente. A menudo, un problema puede provocar más averías que, al final, cuestan más dinero del que se invertiría en comprar un compresor de aire nuevo y fiable. Como el compresor es el núcleo de la mayoría de las operaciones de fabricación o industriales, es importante llevar a cabo un mantenimiento programado para ampliar su ciclo de vida útil. Para tomar la mejor decisión, en última instancia, lo más inteligente es solicitar el presupuesto de reparación y el presupuesto de un nuevo compresor para comparar los pros y las contras.


¿Cómo puedo reemplazar mi compresor?

sustitución de un compresor antiguo por uno nuevo

Sustituir un compresor de aire puede ser estresante y muchas veces se puede tomar una decisión apresurada debido a la necesidad inmediata o una decisión errónea basada en la falta de conocimiento de sus necesidades de aire comprimido actuales y futuras. Es importante entender qué tipo de compresor de aire tiene actualmente y si desea reemplazarlo con tecnología similar o algo diferente (haga clic aquí para obtener más información acerca de los diferentes tipos de compresores de aire). Conocer adecuadamente su flujo y presión de aire comprimido y las operaciones diarias es fundamental para elegir el producto de sustitución. Es importante hablar del proceso con su taller de mantenimiento para asegurarse de que haya suficiente suministro eléctrico para la nueva unidad, especialmente al aumentar el tamaño del compresor de aire. Salvo que se esté completamente seguro de lo que se necesita para sustituir el compresor de aire, se recomienda pedir asesoramiento profesional a un experto en ventas de productos de aire comprimido.

¿Cómo puedo reemplazar un compresor de pistón por un compresor de tornillo?

Los compresores de aire de pistón son una opción excelente como compresor de nivel básico, pero a veces las instalaciones crecen más que la unidad o son incapaces de hacer frente a los efectos negativos de los compresores de pistón. Si necesita un flujo consistente o aumentado (CFM) y busca un producto compacto, eficiente, fiable y silencioso, un compresor de tornillo rotativo sería una gran opción. Es bastante frecuente que una empresa comience con una necesidad limitada de aire comprimido, pero al aumentar la demanda del cliente o la producción, también lo hace la necesidad de una mayor capacidad y de un compresor más grande que pueda gestionar la demanda y el aumento del ciclo de trabajo. Es importante comprender la diferencia entre los compresores de aire de tornillo rotativo y los de pistón, y las capacidades de cada tecnología (haga clic aquí para obtener más información acerca de la diferencia entre los compresores de aire de tornillo rotativo y los de pistón). Como es fácil sobredimensionar o infradimensionar su próximo compresor, lo recomendable es consultar a un profesional del aire comprimido.


Artículos relacionados